Cuphead el deslumbrante run and gun


Uno de los indies que creo más espectativas desde aquel 2013, tardo 3 años más de lo esperado pero cumplió con creces.

Cuphead nos cuenta una historia muy simple, nuestros protagonistas con cabeza de taza, Cuphead y Mugman, estaban jugando por la isla en la que viven hasta que un día se alejaron demasiado de su hogar Inkwell Isle y fueron a dar en el casino del mismísimo diablo.

Allí comienzan a apostar pensando que la suerte les sonreía, mientras seguían apostando y apostando hasta que terminan endeudando el alma con el diablo. Los hermanos llegan a un acuerdo, recolectar todas las almas de sus deudores, que son extravagantes seres que tendrás que enfrentar saldar la deuda y conservar sus almas.


El juego es un gun and run donde tendremos que enfrentarnos a distintos jefes, también cuenta con toques plataformeros ya que hay niveles que son lineales, pero en su mayoría serán solo batallas contra los demenciales seres que quieren acabar contigo. Podremos notar la inspiración en juegos clásicos como Metal Slug o Contra, donde hay un frenesí de armas y enemigos por todas partes, esto mismo es lo que nos espera en Cuphead. 

Sin duda es un juego en el cual tendrás que tener habilidad y paciencia en cada uno de sus niveles. 


Visualmente es una obra de arte, ya que tomó un estilo de animación hecha a mano donde los artistas dibujan y dan color para después digitalizarlos. Tiene escenarios variados y coloridos que son el complemento perfecto en contraste con nuestros coloridos personajes.

Otro toque que no puede pasar desapercibido es el estilo de dibujo, que es basado en las animaciones de los años 20s además de contar con un apartado musical acorde a la época.

Los enemigos tienen diseños y transformaciones acorde, cada una más loca que la anterior dándole una personalidad única al juego.


En cuanto a la jugabilidad y dificultad nos trae un juego realmente difícil en el cual tendremos que morir un par de veces antes de memorizar los distintos movimientos de los enemigos. Es un reto acabarlo, pero la sensación de satisfacción al hacerlo es muy grata. Y como dije es difícil, pero no injusto, nos dan diversas modificaciones y habilidades que compramos en la tienda para ver cual es la que mejor se adapta a los enemigos.


En conclusión Cuphead es un juego que merece la pena, por su estética, sus animaciones y el empeño que se nota que pusieron los desarrolladores, ya que nos invitan a un juego de intensa acción con una música de jazz frenética llenando de colores en nuestra pantalla.

Además al día de hoy es un juego muy accesible, ya que podemos tenerlo en Xbox, PC o en Nintendo Switch. 

Lo bueno:
  • La animación es una obra de arte.
  • La música frenética que crea emoción en las batallas.
  • Dificultad, es muy difícil y puede costar un poco superar cada desafío. 
  • Jugabilidad, es un run and gun sencillo y muy fácil de entender, pero difícil de dominar. 
Lo malo:
  • La duración, dominandolo puedes terminarlo en aproximadamente unas 7 horas. 

Sígueme en mis redes sociales
Facebook: Recomendiario
Twitter: Recomendiario

Publicar un comentario

0 Comentarios